facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

El vino puede ayudar a controlar la diabetes

PROBIOTICOS & PREBIOTICOS Empresas Internacional

Una investigación de BGU indica que una copa de vino tinto con la cena puede mejorar la salud cardiovascular de los pacientes que sufren de diabetes tipo 2, y el vino rojo y blanco pueden ayudar a controlar el azúcar en sangre. El estudio fue dirigido por Iris Shai, del Departamento de Salud Pública de la Universidad Ben-Gurion en la Facultad de Ciencias de la Salud.

Según la International Diabetes Federetion (IDF), la diabetes es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Como resultado, una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y dañando los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro causa complicaciones para la salud potencialmente letales. Hay tres tipos principales de diabetes: la diabetes tipo 1, diabetes tipo 2, y diabetes mellitus gestacional (DMG).

Los investigadores asignaron al azar 224 pacientes, todos abstemios al alcohol con diabetes bien controlada tipo 2, tenían que beber cinco onzas de agua mineral, vino blanco o vino tinto con la cena. Todos siguieron una dieta mediterránea sin restricciones calóricas. Después de dos años, en comparación con los bebedores de agua, los que bebían vino tinto habían aumentado su HDL (o "colesterol bueno") en un 10 por ciento, y se observó la disminución significativa del colesterol total. Estos cambios positivos no ocurrieron en los bebedores de vino blanco. 

"Las diferencias encontradas entre el vino tinto y blanco se opusieron a nuestra hipótesis original de que los efectos beneficiosos del vino tinto son mediados predominantemente por el alcohol. El vino tinto se encontró que era superior en la mejora de los perfiles metabólicos en general.", dice el profesor Shai.

En comparación con los participantes del estudio que bebían por las noches agua mineral y los que tenían un vaso de vino blanco, los diabéticos que bebieron un vaso de vino tinto cada noche también tenían menos síntomas de síndrome metabólico (hipertensión, el exceso de grasa abdominal, alto nivel de azúcar en sangre y los niveles anormales de colesterol ) al final de dos años.

La superioridad del vino tinto sobre el vino blanco en la mejora de la salud en la diabetes sugiere que el alcohol no es lo único importante en estos casos. Mientras que el vino tinto y blanco contienen niveles más o menos similares de alcohol por porción, el vino tinto contiene siete veces más compuestos fenólicos de origen vegetal que el vino blanco. Sin embargo, el vino blanco mejoró los niveles de azúcar en sangre en los diabéticos que metabolizan el alcohol lentamente.

El vino de cualquier tipo no afectó el cambio de la presión arterial, pruebas de función hepática, la adiposidad, o causó eventos / síntomas adversos. Sin embargo, la calidad del sueño mejoró significativamente en ambos grupos de vino, en comparación con el grupo de control de agua.

Derechos Reservados©
Solo si se reconoce la fuente con el enlace hacia Food News Latam® se permite la total o parcial reproducción del contenido.
Fuente: Food News Latam® www.inocuidadlatam.com

 

 

Suscribase Newsletter semanal ingredientes

 ING CARN

 PAN z CON   

Nuevos Productos

doehler logo
|