facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

La enzima responsable del olor desagradable de ajo

POLIFENOLES Empresas Centro América

El ajo se utiliza para mejorar y complementar los sabores de su plato debido a su delicioso pero fuerte sabor. Sin embargo, su potente olor puede rechazar no solo a los vampiros, sino también a las personas, ya que deja un olor persistente en el aliento. Cuando uno pica, aplasta, o incluso muerde el ajo fresco está liberando un compuesto conocido como la alicina, que es responsable por el olor característico del ajo.

Esto se debe a que su cuerpo no puede absorber la alicina. Mientras que la alicina es el culpable de su mal aliento, también tiene cualidades antibacterianas que nos proporcionan una serie de beneficios para la salud.

Una vez que se corta el ajo, se libera una enzima llamada alliinase, que luego se convierte la aliina en alicina. La alicina es un líquido aceitoso, de color amarillo que sólo se puede encontrar en el ajo una vez que los tejidos se dañan. Este líquido penetrante es tóxico para las bacterias y los insectos, que sirve como un mecanismo de defensa para el ajo contra las plagas. La alicina se descompone en otros cuatro compuestos, que huelen tan desagradable o sino peor. Ellos son: disulfuro de dialilo, sulfuro de metilo alílico, disulfuro de alilo metilo, y mercaptano de alilo. El alil metil sería el peor de todos ellos, aparte que hace que su aliento huela fea, entra en el torrente sanguíneo y también aparece en el sudor y la orina.

A pesar de este efecto secundario leve, la alcina tiene propiedades antimicrobianas y antioxidantes que hacen que sea extremadamente útil para la salud humana. La alicina actúa como un antibiótico natural, esto puede ser bastante eficaz cuando se trata de fortalecer el sistema inmunológico; puede ayudar a combatir los patógenos como virus, bacterias y hongos. Como resultado, se puede reducir el número de resfriados que uno tiene al año, y puede aliviar los síntomas de la gripe. La alicina es también una gran fuente de antioxidantes; un estudio reveló que limpia el cuerpo de toxinas dañinas que pueden causar daños corporales.

Un estudio realizado en 2006 examinó las actividades antioxidantes de ajo y sus extractos.

"La alicina suprime la formación de superóxido por el sistema xantina / xantina oxidasa, probablemente a través de un mecanismo de intercambio de tiol ... En resumen, los resultados indicaron que alil disulfuro, aliina, alicina, y la cisteína de alilo muestran diferentes patrones de actividad antioxidante como compuestos protectores contra la libre daño de los radicales. " expresaron los científicos.

De acuerdo con la University of Maryland Medical Center, los radicales libres se acumulan a medida que uno envejece, y puede ser perjudicial, ya que puede contribuir a las enfermedades del corazón, cáncer, e incluso la enfermedad de Alzheimer. Como resultado de la investigación se informó que la alicina, que se encuentra en el ajo, puede ayudar a luchar contra estos radicales libres. Esto explica por qué el ajo se ha utilizado a lo largo de la historia como una medicina tradicional. Puede leer más acerca de las características especiales del ajo en nuestro artículo: ¿Qué hace el ajo un ingrediente único?

Puede ser difícil de apreciar el ajo y sus extractos como la alicina cuando todo lo que uno puede pensar es el olor desagradable que deja atrás. Los investigaciones sugieren que la leche puede aliviar estos síntomas. La grasa que se encuentra en la leche puede descomponer el compuesto metil sulfuro de alilo mucho más rápido. También podría ayudar a enmascarar con otros sabores fuertes, como el perejil, albahaca, e incluso el kiwi.

Por Victoria Weler

 

Suscribase Newsletter semanal ingredientes

 ING CARN

 PAN z CON   

Nuevos Productos

doehler logo
|