facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Vainillas colombianas, una gran opción para la agroindustria

POLIFENOLES Colombia

Especies nativas del Pacífico podrían resultar promisorias para el negocio mundial de las vainillas naturales, lo que representaría un óptimo desarrollo para la agroindustria en colombia. Para indagar sobre las características químicas de las poblaciones nativas y contribuir al fortalecimiento de su producción en el país, científicos del Grupo de Investigación en Orquídeas, Ecología y Sistemática Vegetal de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, en colaboración con la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, analizan su potencialidad en vainillina (compuesto encargado de darle aroma a los frutos de la vainilla).

“La mayor parte de la esencia de vainilla que se consume en el mundo es artificial, pues la natural es escasa y costosa, en especial porque la planta requiere de elevados cuidados”, afirma el profesor Joel Tupac Otero Ospina, director del grupo, quien agrega que una de las vainillinas más apetecidas es la de la especie Vanilla planifolia, originaria de México.

Sin embargo, ésta se encuentra afectada por una gran erosión genética (pérdida de biodiversidad), lo que la hace susceptible al ataque creciente de hongos y virus, razón por la cual la investigación busca mejorar sus características a través de los recursos de las especies nativas, así como identificar cuáles de ellas pueden ser cultivadas con fines comerciales.

La obtención de las muestras (ramas o frutos de las orquídeas) comprendió innumerables salidas de campo durante tres años para recorrer diversos ecosistemas, desde Guapi hasta Bahía Solano, en el Chocó; la recolección se centró en las especies: V. cribbiana,V. phaeantha, V. pompona, V. rivasii, V. bicolor, V. trigonocarpus, V. planifolia, V. odorata, V. calyculata, V. palmarum, V. oroana, así como en Selenipedium chica, especie sucedánea (o que puede sustituir) de la vainilla.

Luego, en colaboración con el Grupo de Cromatografía de la Universidad Industrial de Santander, liderado por la doctora Elena Stashenko, se procedió al análisis de los componentes químicos de la fragancia, para el cual se realizó una cromatografía de gases (técnica para analizar mezclas de compuestos orgánicos e inorgánicos) y la extracción en fase sólida de los volátiles (compuestos que se pueden detectar por el olfato), en la que los frutos se sometieron a procesos de marchitamiento o killing, consistentes en inmersión en agua a 60 °C (grados centígrados) durante un minuto o a congelamiento.

De esta manera encontraron que la orquídea Vanilla rivasii, descrita en 2012 por Francisco Molineros Hurtado, magíster en Ciencias Biológicas de la U.N. Sede Palmira, tiene frutos (vainas) que al ser curados (expuestos a altas temperaturas para detener el proceso vegetativo natural y acelerar los cambios que llevarán a la formación aromática del sabor), son los más ricos en vainillina.

“Dicha molécula representa entre el 93 % y el 100 % de los compuestos volátiles en las muestras obtenidas en el Valle del Cauca, y el 76 % en las recogidas en Chocó, lo que la convierten en una planta muy atractiva para la producción de esencia de vainilla natural”, amplía el autor de la investigación, Robert Tulio González, doctorando en Ciencias Agropecuarias de la U.N.

En relación con este hallazgo, subraya el profesor Otero, esta especie podría ser comercialmente valiosa porque forma parte del denominado “clado” (grupo de especies) fragante, que comprende las productoras de frutos aromáticos que se distribuye de forma natural y exclusiva dentro de la región tropical del continente americano.

Otro resultado se relaciona con la V. odorata, que crece en el corregimiento de Robles, en Jamundí (Valle del Cauca), en cuyos frutos la vainillina representa el 50 % de los volátiles del fruto curado y supera en un 10 % los contenidos porcentuales de la especie comercial V. planifolia.

Por otro lado, en el trabajo de los investigadores se determinó que la V. dresslerii que no tiene vanillina y cuyo fruto curado libera un aroma anisado, tiene la gran ventaja de crecer incluso en zonas de derrumbes sin necesidad de sombrío previo, por lo que podría aportar características deseables para desarrollar híbridos con V. planifolia, más resistentes al bajo sombrío, y hacerla menos susceptibles a la destrucción de los bosques.

La vainilla natural es la tercera especia más costosa del mundo, después del azafrán y el cardamomo; la razón es que a pesar de que existen alrededor de 110 especies del género Vanilla, apenas unas tres o cuatro se explotan de manera comercial en Indonesia, Madagascar, China y México. Sin embargo, Colombia podría entrar en la clasificación de países productores de esta materia prima, muy apetecida por las industrias agroalimentaria y cosmética.

Suscribase Newsletter semanal ingredientes

 ING CARN

 PAN z CON   

Nuevos Productos

doehler logo
|