facebook  Twiter  GooglePlus In Youtube

Fuentes de proteínas de origen vegetal en la salud cardiometabólica

DuPont Nutrition & Health aportó su punto de vista a un estudio sobre patrones saludables de alimentación para prevenir las enfermedades cardiometabólicas. A nivel mundial, se reconoce que una mala alimentación es uno de los principales riesgos de enfermedad, de discapacidad y de muerte. Las dietas que reducen la carga de las enfermedades crónicas se están volviendo cada vez más el centro de las investigaciones y de las políticas de salud pública.

DuPont Nutrition & Health aportó su punto de vista a un artículo periodístico recientemente publicado en los Desarrollos Actuales en Nutrición de la Sociedad Americana de Nutrición (American Society for Nutrition). El artículo aparece en la edición de noviembre de 2017 de la publicación y presenta las últimas pruebas que apoyan el papel que juegan las fuentes de origen vegetal en la salud cardiometabólica como parte de un patrón de alimentación saludable. El artículo completo esta aquí.

El autor principal del artículo, Penny Kris-Etherton, Ph.D., y exmiembro del Comité Asesor para las Guías Alimentarias (Dietary Guidelines Advisory Committee), dijo: "En la actualidad, en muchos países, incluido los EE. UU., las políticas de las pautas alimentarias se están alejando de las recomendaciones basadas en nutrientes y se están acercando a las recomendaciones basadas en patrones dietarios. Las recomendaciones han cambiado más hacia patrones alimentarios que se centran en alimentos de origen vegetal como frutas, vegetales, legumbres, cereales integrales, nueces, semillas, productos a base de soya y aceites vegetales, basándose en las pruebas que indican que estas fuentes fomentan la salud cardiometabólica".

“Una dieta que cambia para incluir más fuentes de origen vegetal para favorecer la salud puede seguir incluyendo cantidades moderadas de lácteos y de otras fuentes de proteínas animales", explicó Ratna Mukherjea, Gerente Técnica Sénior de DuPont Nutrition & Health. "De hecho, muchos países están reconociendo la importancia de diversas fuentes de proteínas de alta calidad, incluidos mariscos, carnes magras, aves de corral, huevos, legumbres, nueces, semillas y productos de soya en las políticas de las pautas alimentarias".

Hay un considerable entusiasmo en la industria alimentaria por proporcionar alimentos que fomenten la salud y, al mismo tiempo, satisfagan las expectativas de sabor de los consumidores. Este trabajo revisa las pruebas disponibles que demuestran que mejorar los patrones de ingesta para alinearse con las pautas alimenticias debería ser el foco de nuestros esfuerzos colectivos.

Las pruebas sugieren que una mayor ingesta de alimentos de origen vegetal está asociada a un menor riesgo de enfermedades cardiometabólicas, mientras que una mayor ingesta de carne aumenta el riesgo de enfermedades cardiometabólicas, y sustituir pequeñas cantidades de proteína animal con proteína vegetal está asociado a un menor riesgo.

Al parecer, los consumidores están tomando nota de las recomendaciones dietarias que destacan los alimentos de origen vegetal. En el estudio "Tendencias de alimentación de origen vegetal" publicado este año, Health Focus International informó que el 54 % de los consumidores encuestados en todo el mundo indicaron que estaban reduciendo su consumo de alimentos de origen animal y aumentando el consumo de alimentos de origen vegetal. En el estudio se identificó que la percepción de los consumidores de que los alimentos de origen vegetal son más saludables que los de origen animal fue el factor determinante de este cambio.

"Las pruebas presentadas en este documento nos recuerdan que en lugar de debatir si las dietas deben ser, exclusivamente, de origen vegetal o incluir alimentos de origen animal, es necesario enfocarse en consumir alimentos en las cantidades recomendadas para ayudar a prevenir las enfermedades cardiometabólicas", indicó Michael Flock, Ph.D., Clinical & Translational Sciences Institute, Universidad de Pittsburgh.

Muchos alimentos disponibles en el mercado están compuestos no de simplemente una sola fuente de proteína –de origen vegetal o animal– sino de una mezcla de proteínas. Mezclar distintas fuentes puede permitir la creación de alimentos ventajosos desde la perspectiva de la composición de aminoácidos o de la digestibilidad. Y los científicos especializados en alimentos han aprendido y aprecian que formular un producto con una mezcla de proteínas puede dar lugar a un mejor perfil de sabor.

La revisión fue llevada a cabo por investigadores exmiembros del Comité Asesor para las Guías Alimentarias, sus colegas y científicos de DuPont Nutrition & Health.

Suscribase Newsletter semanal ingredientes

Nuevos Productos

doehler logo
|